Navegación en alta mar – y más

por Pakea en Formación de Altura

dsc07258

Dejar las preocupaciones de tierra en tierra, nos dijo Unai antes de comenzar la travesía en alta mar el 24 de marzo 2016. Parecía un buen consejo. Pero, aprendí rápidamente, también algo innecesario. La travesía fue una experiencia tan intensa que las preocupaciones de tierra rápidamente fueron desplazadas del primer plano.

Los tres días que duró, conllevaron experiencias en muchos niveles. En lo técnico, de navegar un barco de 15 toneladas con rachas hasta 35 nudos. En la organización de un viaje en alta mar con guardias de turno. En cómo evitar y – si no puede ser – vivir con el mareo. En estar solo en el mar rodeado de la oscuridad de la noche. En de repente tener delfines saltando a tu lado. Y un largo etcétera.

Pero me quedo con dos cosas, dos cosas que no había pensado mucho antes de zarpar:

Primero el aspecto humano. Durante una travesía non-stop de 54 horas todo el mundo pasa algún momento malo. En estassituaciones la disposición de los compañeros de cubrir las tareas de los demás o de bajar a la cocina a hacer una sopa durante la guardia de las tres de la mañana con un viento de 20 nudos resulta esencial. Y lo hacen. Experimentar los límites individuales – que todos tenemos – y la generosidad de los demás es una lección muy importante que he sacado de esta aventura. Y también, con tantas horas a disposición, existe una gran oportunidad para confirmar que cada persona es un cuento, que cada persona tiene algo interesante que decir sobre el mundo. Algo que con las prisas del día a día, a veces, no nos damos cuenta.

Segundo, que hay que adaptarse a las circunstancias. Yo salí con la idea de irme de Getxo a Galicia. Cuando se acercaban los vientos fuertes que al zarpar estuvieron cerca de Groenlandia era necesario cambiar los planes e ir hacia el Este y últimamente acabar en Getaria donde aprendimos del gran marinero vasco, Elcano. Viajar es vivir, escribió Hans Christian Andersen y, sí, el viaje en sí puede ser el objetivo y no solo el destino. Esa es otra lección, que siempre hay que estar dispuesto a cambiar un plan, sea lo perfecto que sea, si las circunstancias lo requieren. Y bueno, Getaria tampoco es mal destino después de haber navegado todo el día con vistas impresionantes a las costas de Asturias, de Cantabria y de Euskadi.
dsc07146 (1)Jesper Bejer

Tripulante de la primera travesía de Navegación de Formación de Altura

Travesía de Semana Santa: del 24 al 27 de Marzo del 2016

Etiquetas: , ,

Comentarios

Deja un comentario

¡HOLA!
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed non eleifend nisl. Donec eget elit in lacus mollis bibendum ac sit amet urna. Vestibulum in enim ac dolor commodo dictum quis placerat ante.
¡EMBARCA!
  • Dirección: Muelle Arriluzea s/n, 48990 Getxo
    Bizkaia
  • Teléfono: (+34) 944 913 596
  • Email: info@pakeaweb.com